¿Tener sexo como en los primeros dias? Puede lograrse, aquí te decimos como

¿Tener sexo como en los primeros dias? Puede lograrse, aquí te decimos como

Detectando el “problema”

Con el tiempo muchos aspectos de la vida cambian y tener sexo es uno de ellos, pero el cambio no es a favor, sino decreciente, pasando de tener sexo varias veces por semana a algunas veces al mes.

Esto es común en las parejas ya establecidas, sobre todo por la carrera de obstáculos que literalmente matan la pasión, tales como la rutina, los niños, el trabajo exigente, los estudios, entre otros factores, son los que apagan la llama.

Es normal tener períodos de “sequía”, la clave está en saber cuándo ocurre y conversarlo con tu pareja, pues para tener sexo se necesitan dos…y para solucionarlo también.

Aquí te damos unos buenos trucos que te ayudarán a entrar en calor.

No te lo calles…pero se amable

Eso de tomar la iniciativa suena lógico y trillado cuando hablamos de tener sexo… pero nos referimos a que decidas hablar con tu pareja sobre cómo se sienten, expresar como les afecta y aceptar errores.

Sabemos que la falta de sexo, nos pone irritables así que hay que saber escoger las palabras, para no hacer sentir a tu pareja que la atacas. Por ejemplo no acuses que “ya no tenemos sexo” cuando puedes decir “que te gustaría sentirte más conectada”.

Lo importante es buscar la conexión emocional que los unió, y no culpar a tu pareja, y escucharse ambos.

Para que la cama no sea solo para dormir, habla.

Vayamos por partes

Hay varios culpables en la pérdida del deseo sexual, desde razones físicas hasta psicológicas, desde enfermedades hasta periodos de tristeza o depresión.
Lo fundamental acá es determinar que aun cuando no estén teniendo el sexo de antes, no significa que no amas a tu pareja, es por ello que ambos deben conversar para saber que ocurre.

Otro de los factores son de origen conductual, tales como comunicación deficiente, enojo por un error del pasado que no ha sido superado o perdonado, infidelidad. Para recuperar el deseo deberán solucionar esa materia pendiente.

Entrenando la sensualidad

Recuerda que la chispa no se apagó de la noche a la mañana, ese camino que recorriste para llegar a este punto es el mismo que necesitas para regresar, pero aquí están los atajos, que con amor, trabajo y picardía te harán ser sexy como antes:

  • Hablar sobre lo que cada uno quiere y necesita sexualmente hablando, servirá para detectar donde se ubica la falta de deseo. A veces solo es cosa de coincidir las ganas y apartar las diferencias, pero saber dónde se ubican cada una de estas.
  • Retomar ese tiempo para los dos, como una cita, pues aunque suena obvio, el hecho de agendar un día para cenar o tomarse algo hace que las expectativas que se generan en torno a ese encuentro, sea atractivo, deseoso y divertido.
  • Reconocer cuando uno no lo sabe todo y necesitas una ayuda especializada es un gran avance. Una opinión externa e imparcial a la relación servirá de mucho y ayudará a mejorar la vida sexual.
  • Subir la llama significa abordar la relación con otra perspectiva, hacer las cosas un poco diferentes, para salirse de la rutina. Siempre se puede descubrir algo nuevo cuando se mira con detalle, envíales mensajes calientes, cuando está en el trabajo. Háblense con ganas y deseos de manera de recuperar el deseo sexual. Hablen sin límites de las expectativas, ganas y fantasías sexuales, pero siempre consensuando que gusta y que no.

Así como muchas personas mejoran su salud al entrenar en el gym, la relación tonificará el aspecto sexual si se avocan a entrenar para ello.

No te rindas...

Si no te gusta la vida sexual que llevas, en vez de conformarte, busca el cambio, el sexo es una necesidad humana y si no lo obtienes te sentirás molesto.

Que de ti no dependa que las cosas sigan estáticas. Busca en tu pareja aquello que alguna vez los unió y recupera la chispa. Confía en ti que siguiendo los pasos correctos podrás obtener buenos resultados, y no te quedes con las ganas, que de ti no dependa enfriar las cosas.

Anterior Dejalo deslizar
Siguiente Fetiche, Bondage, BDSM

Comentarios

Marina - 01 de octubre, 2018

Para tener sexo como los primeros días, es sin duda complacer a la pareja, o sea conocerla y saber que cosas le gusta, usar palabras amables, así poco a poco hay confianza, seguridad y todo marcha mejor.

A una mujer le gusta que le traten bien, despues de hacer el amor, nos gusta que nos tengan abrazadas en la cama, nos digan cosas dulces al oido, bañarse junto con la pareja da un plus de seguridad…. en fin todas esas cosas ayudan a fortalecer la relación de pareja.

Saludos y bendiciones

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

* Necesario