Los mejores consejos para escoger un juguete anal

Los mejores consejos para escoger un juguete anal

Luego de pensártelo has decidido lanzarte a probar un poco más e incluir en tu colección ese juguete que falta. Ya has experimentado con los dedos pero quieres algo más grande y que llegue más profundo, quieres nuevas sensaciones en el cuerpo o pasarla bien con alguien más, entonces llegó la hora del juguete anal

¿Sabías que hay un interesante repertorio de juguetes anales?

Desde consoladores anales, hasta tapones anales sencillos o con vibración a control remoto, pasando por duchas, rosarios o cuentas anales o masajeadores de próstata. Pero al principio escoger el juguete ideal para ti podría parecer desde confuso hasta intimidante, pues son tantos en diseños y usos, pues unos serán solo para masturbación y otros para prepararte o iniciarte a un buen sexo anal, así que la pregunta es la misma.

¿Cómo saber cuál es el que te conviene?

La respuesta está en esta guìa y luego de leer estas sugerencias sabrás cual es el que te conviene y estarás listo para disfrutar esta nueva experiencia corporal.

¿En donde quieres usarlo?

Lo que hay que tomar en cuenta con un juguete anal es que sea cómodo, que se quede en su sitio, sin que tengas que preocuparte por si se mueve o se sale, así que la mejor opción es el tapón anal, pero no cualquiera es el ideal, primero te sugerimos que practiques en tu casa, que te sientas preparada para salir, caminar y agacharte sin sentir que se te salga. De todas formas, te aconsejamos que uses ropa interior cuando salgas con tu tapón, porque lo peor que puede ocurrirte es que estés en la calle y se te salga cuando estés en tu tienda favorita, pero peor aún es que simplemente se caiga en tus pies mientras esperas en algún sitio.

Para usar en casa

Nada mejor que darle ese toque pícaro en el juego anal mientras estas en casa haciendo tus asuntos cotidianos, así que si quieres la experiencia de un juguete sexual que no involucre las manos, el juguete ideal es el tapón anal, y como estas en casa no hay problemas si empieza a salirse, porque simplemente podrás metértelo de nuevo sin que pases pena, porque no estás en la calle. Estando en casa podrás usar un tapón un poco más grueso pues al no estar en la calle te sentirás más relajada y por eso a veces se sale, o si quieres algo más travieso, te sugerimos un tapón con vibración y nos cuentas que tal te fue.

¿Y si estando fuera de casa, otra persona lo maneja?

Si quieres subirle el volumen a tus travesuras, placer y excitación tienes que probar un tapón anal con vibración controlada a control remoto.
Imagina que tu pareja controla el nivel de la vibración mientras cenan “tranquilamente” en su restaurant favorito. Eso sí, primero pruébenlo en casa para controlar ruido e intensidad de la vibración. La idea es pasarlo de una manera excitante mientras alrededor todo parece inalterado.

Lo quieres para prepararte para algo mas largo

Para una buena preparación debes practicar y el cuerpo humano ha demostrado que puedes introducir objetos cada vez más largos, de hecho es lo ideal para quienes inician en el disfrute del jugueteo anal y desean en algún momento practicar y disfrutar el sexo anal. Primero usas un juguete pequeño hasta que te sientas totalmente cómoda con su penetración, luego introducirás uno más largo, pero también puede ocurrir que no quieras estar comprando un juguete a medida que avanzas, entonces lo ideal es un consolador que será utilizado de manera progresiva cada día y tu cuerpo se vaya adaptando y disfrutando hasta que puedas metértelo completo, y créeme que te va a gustar.

Preparate para esta noche

Si esta noche estás buscando jugar o tener sexo anal, puedes prepararte empezando con una ducha enema, por la higiene y para mejor penetración necesitarás algo que prepare el terreno para algo más grande, así que un tapón anal o un consolador que sean un poco más pequeño que lo que probarás en la noche es una buena opción.

Usarlo para masturbarte

Un juguete anal para masturbación debe ser algo sencillo como para manipularlo con una mano mientras con la otra mano explorar otras partes o personas, por eso una buena opción es un sencillo tapón anal para masturbarte. Si quieres algo más intenso utiliza unas cuentas anales con un mango para quitarlo cómodamente, ese mango sirve además para moverlo con una mano. Por ultimo recomendamos un consolador con una ventosa en la base, lo que permitirá fijarlo para una penetración sin usar las manos.

Nada mejor que los previos

Con tu pareja, nada mejor que la confianza, la desinhibición y la versátil gama disponible de juguetes anales. Por ejemplo, puedes usar las cuentas o el tapón para metértelo y moverte, mientras con tus manos libres exploras otro cuerpo. Si quieres hacer la cosa aún más intensa, entonces debes jugar con un consolador, verás lo agradable de conocer estas sensaciones con tu pareja, y no olvides si lo que deseas es un agradable y profundo coito anal, el uso de las duchas o enemas es lo ideal para dejar todo listo y limpio para ese momento.

Para ellos tambien

Los hombres que quieren orgasmos sin usar las manos, tienen la opción de un juguete diseñado para ellos, dirigido a estimular la próstata. Para lograr tu objetivo, debes practicar. Por eso una vez te lo introduces debes apretar los músculos del ano y sentirás ese toque que te dará placer sin usar tus manos. Al principio puede parecer incomodo, pero luego que domines la técnica tendrás los orgasmos a tu disposición y es probable que luego quieras la opción con vibración.

Anterior Fetiche, Bondage, BDSM
Siguiente ¿Ya tienes pensado tu regalo de San Valentín?

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

* Necesario